La cromática y su influencia en la imagen de marca

Influencia de los colores en la imagen de marcaUno de los aspectos más importantes de la imagen de marca de las empresas son los colores corporativos que escogen tanto para su logo como para toda la arquitectura de productos que ofrezcan. La importancia del color, por lo tanto, es un factor clave a la hora de implementar estrategias de branding corporativo que resulten efectivas y complementen la fuerza de elementos como el naming o el mensaje de marca.

Existen estudios especializados en branding corporativo que argumentan la importancia del color en la decisión de compra de los consumidores. Este tipo de literatura especializada defiende la capacidad incuestionable de los colores de modificar las percepciones de los clientes e, incluso, ser un factor clave a la hora de decidir la compra. En este sentido, las marcas cuidan mucho los tonos cromáticos para potenciar su imagen de marca. Pero, ¿cuáles son las bases científicas de este fenómeno?

La importancia del color en la imagen de marca de las compañías

Muchos especialistas defienden la capacidad de orientación que tienen ciertos colores a la hora de guiar a los consumidores en sus decisiones de compra. De hecho, un famoso experimento realizado a finales de los años 60 por el Color Research Institute, dejó patente esta característica fundamental del croma. El director del centro, Louis Cheskin, realizó junto con su equipo un experimento social con el objetivo de demostrar este fenómeno. Los científicos dieron a probar a tres mujeres distintas una muestra de tres detergentes diferentes. La curiosidad del caso es que las tres muestras contenían el mismo producto, pero lo único que las diferenciaba era el color del packaging que las envolvía. Uno de ellos era amarillo, otro azul y el tercero bicolor.  

El resultado fue muy llamativo, ya que las tres mujeres encuestadas declararon lo mismo. El color amarillo, debido a su tonalidad, acabó pareciéndoles un detergente excesivamente fuerte para su ropa. El azul, en cambio, demasiado flojo. Así que la solución restante – bicolor – fue la opción  ganadora. Este tipo de experimentos se fueron reproduciendo a lo largo de la historia y fueron confirmando la importancia del color en la imagen de marca de las empresas, así como la importancia de estudiar su impacto en la psique de los consumidores desde el branding corporativo.

Otro ejemplo de este tipo de experimentos fue el que se realizó, en una investigación similar a la mencionada anteriormente, a hombres a las que se les facilitaba dos cremas faciales cuyo packaging cambiaba de color. Uno de esos envases era rosa, y el otro azul. Como antes, la diferencia de color resultaba decisiva a la hora de opinar sobre cuál de los dos era el mejor producto.

Este tipo de experimentos sobre tonalidades cromáticas son básicos para la imagen de marca de las empresas. Por eso, es mejor confiar en expertos que sepan potenciar mediante los colores aspectos tan fundamentales como el naming o el logo de las marcas.