Cómo ser más persuasivo en el diseño del packaging

La comunicación, se encuentra latente en todas las manifestaciones posibles. Y es que incluso los elementos hieráticos que nos rodean, comunican. En este artículo, hablaremos de las claves para ser más persuasivo en la comunicación a través de un diseño de packaging más efectivo, O dicho en otras palabras, entender cómo crear una estrategia de marketing creativa, capaz de influir de la forma deseada en las actitudes del comprador.

Primer estadio del poder de persuasión: la psicología de la imagen

Las imágenes forman nuestro entorno. A cada paso y en cada rincón, podemos encontrar algún tipo de manifestación visual con la capacidad inherente de dirigir nuestro cambio de actitudes de forma activa. Porque no hay duda que las imágenes comunican, influyen y son capaces de guiar nuestro comportamiento.

En definitiva, somos vulnerables ante el marketing. Y la realidad es que cada vez que percibimos una imagen, se instala un determinado mensaje de carácter persuasivo en nuestro cerebro. Ya sea por el lenguaje o por su atractiva forma (diseño de packaging), el ser humano, incapaz de resistirse, acaba por ceder ante el impacto.

El diseño de packaging y la decisión de compra

La identidad de marca que timbra la estética de las estrategias de marketing, en este caso, refuerza su poder visual a partir del logotipo y el diseño de packaging del producto. Estos elementos crean el escenario idóneo para que el consumidor, encandilado por la seducción, evoque en su mente una serie de emociones positivas que orienten finalmente su decisión de compra.

Se trata de elementos diferenciadores que, en primer lugar, captan la atención de los consumidores. Enseguida, despiertan aspectos inherentes asociados al diseño de packaging como, por ejemplo, la calidad y las experiencias personales. Es por ello que el color, la tipografía y los iconos – elegidos cuidadosamente según las preferencias de nuestro target – aumentarán el carácter persuasivo de la imagen seleccionada.

Ofrecer un diseño de packaging atractivo, es una apuesta segura. Son muchos los estudios realizados que evidencian que el comprador reutiliza los envases una vez consumido el producto que contenían debido a su diseño o funcionalidad. En este marco, utilizar un diseño de packaging creativo o sostenible nos ayudará a alargar la vida de nuestra imagen a la par que se proyectarán un valor añadido diferenciador a nuestra marca.

El diseño de packaging persuasivo

¿Cómo despertamos el interés del consumidor, en un mundo saturado de productos e información? La respuesta, se encuentra en el diseño del packaging. Y es que su ventaja competitiva permite simplificar los mensajes publicitarios, propagandísticos o sociales, a golpe de sentimiento positivo. No hay duda de que diferenciarse, es un factor imprescindible para impulsar las ventas y posicionar la marca. Y más aún, cuando el diseño de packaging acaba por transmitir una necesidad, una sensación o una motivación.

Si bien el diseño publicitario se caracteriza por acabar siendo efímero, esta rama experimental del viejo árbol del branding corporativo, nos permite refugiarnos, de manera silenciosa, bajo el cobijo del “milagro persuasivo”.