La estrategia branding para startups: un seguro de vida

estrategia branding para startups

Emprendedor es sinónimo de valiente, disruptor y transgresor. Ser emprendedor es ser un aventurero. Su ambición es tan elevada, que pocas cosas le van a impedir alcanzar las cimas más altas (o al menos, intentarlo).

Y en ocasiones, estos aventureros que se lanzan a la aventura lo consiguen. Coronan los más de 8.000 metros de altura habiendo partido del metro 0. Aunque tuvieran recursos limitados, contaban con una extraordinaria guía. Un meticuloso plan de acción y férrea actitud.

Y las stratups no son más que eso. Un grupo de aventureros con una idea en mente: llegar a lo más alto. Las startups representan esos alpinistas. Y la estrategia de branding es el mapa que los guiará hacia la cima. ¿Quieres conocer más acerca de la importancia del branding para las startups?

¿Por qué no puede faltar el branding en una startup?

Una startup, como su propio nombre indica, es una empresa que empieza a dar sus primeros pasos en un mundo de gigantes. Un mercado de empresas y multinacionales con una gran trayectoria y un nombre ganado a base de experiencia.

El branding es la pieza clave de unión entre el target y el negocio. Es la herramienta mediante la cual, una startup, tiene la capacidad de ganarse la confianza entre su público.

Para posicionar una marca nueva es imprescindible trazar una hoja de ruta. Esto nos permitirá acertar con los canales de comunicación. Además de transmitir los valores que abanderan a la marca y hacer valer los productos o servicios que se ofrecen.

Claves para crear la estrategia de branding de tu startup

Moderna, abierta al exterior, ambiciosa, innovadora, sostenible… seguro que estos atributos se asocian a la perfección con tu startup. Sin embargo, implementar todas esas características en las formas de trabajo no es algo sencillo. Estas son 4 claves que no pueden faltar en el diseño de ninguna estrategia de branding dirigida a startups:

  1. Conoce a tu público y anticipare a sus necesidades. La personalización en el servicio es algo muy valorado entre los clientes. Y gracias a Internet, ahora es más fácil que nunca saber más cosas sobre tus clientes o tus potenciales clientes. No esperes a que ellos te encuentren… encuéntralos tú a ellos y ofréceles aquello que andaban buscando.
  2. Pon el foco en la experiencia de los consumidores. El público ya no solo busca cubrir necesidades materiales. Sino también aquellas que se ubican en el campo de las emociones. ¡Haz que la experiencia de compra de tus productos o de contratación de tus servicios sea algo único!
  3. Lo recomendable para una startup es dirigirse a un nicho concreto y ofrecer productos o servicios únicos. Todos sabemos que está todo (o casi todo) inventando. Lo mejor será ofrecer productos y servicios totalmente originales.
  4. El sector retail, clave en las startups. El diseño del punto de venta debe ser un “imprescindible” para las startups. Transmitir los valores corporativos y generar emociones en el mismo punto de venta va a cautivar a tu audiencia.

El capital inicial de una startup no suele ser muy elevado. Pero lo cierto es que invertir en los servicios de una consultora de branding, es un seguro de vida para los negocios que empiezan su andadura. 

¿Te ayudamos a trazar un mapa que consiga llevarte a la cima de los 8.000? ¡Contacta con nosotros!