Packaging y Navidad: la oportunidad perfecta para ser una love mark

Cuando los villancicos empiezan a invadir las calles y centros comerciales y los escaparates se llenan de abetos adornados, quiere decir que, una vez más, la Navidad ya está aquí. Es la época del año de los reencuentros familiares, de la ilusión y sobre todo, de los regalos. Y las marcas son conocedoras de ello. Es la mejor oportunidad del año para conectar emocionalmente con el público y obtener así una buena facturación al incrementarse las ventas de nuestros productos.

En esta línea, la forma y el proceso de diseño del packaging lo convierte en un elemento esencial en la construcción de las marcas y en seguro de éxito para despertar esas sensaciones positivas y tocar la fibra ‘más sensible’ del público.

5 consejos para ser una auténtica love mark en Navidad

La Navidad es la temporada de la alegría y la esperanza, por lo que las marcas tienen una oportunidad de oro para potenciar el engagement con su cliente objetivo. El concepto love mark se utiliza para describir el posicionamiento de los productos en la mente de los potenciales clientes, a través de la creación de un vínculo afectivo con ellos.

Si quieres que tu marca se convierta en una verdadera love mark, debes tener en cuenta los siguientes consejos:

  1. Definir bien la misión y los valores de la marca para poder transmitirlos a través de la marca, y más concretamente, con el envase (packaging).
  2. Centrarse en un target específico, para facilitar la personalización de los productos como estrategia de venta.
  3. Poner el foco en las emociones: el branding emocional conecta a la marca de forma sustancial y duradera con los clientes, consiguiendo su fidelización.
  4. Crear experiencias únicas: la love mark, como su propio nombre indica, tiene que cautivar al público y enamorarlo. La exigencia de los clientes cada vez es mayor, y ahora ya no solo se busca un producto de calidad, sino vivir una experiencia exclusiva en cada fase de la adquisición de un producto.
  5. La búsqueda de una propuesta de valor que logre la diferenciación respecto de marcas rivales.

El proceso de diseño de un envase o packaging queda corroborado como fiel aliado de las love marks, y más en el periodo más importante para las ventas: las Navidades. Es habitual que la decisión de compra de un producto u otro quede condicionada en gran medida por el envase empleado: su forma, sus colores, su estampado y su mensaje, entre otros, consiguen cautivar a los consumidores. Así, los convencen de que no puede haber mejor regalo de Navidad gracias a las sensaciones que la marca genera en los consumidores a través del packaging.

¿Qué marcas han sabido conectar el packaging con la campaña navideña?

Una de las marcas que supo conectar con la gente en Navidad fue Estrella Galicia, que en 2012 vistió a sus botellas de cerveza con un atuendo al más puro estilo “Papá Noel”. Así, la etiqueta fue adaptada a su vestimenta y el tapón simulaba su gorro. Sin duda, este packaging consiguió el objetivo de acaparar todas las miradas.

Font Vella es otra de las firmas que se ha subido al tren de la creación de un packaging especial para las fiestas navideñas. Los reyes magos, Papá Noel y un reno (entre otros) son los protagonistas de las nuevas botellas, dirigidas para el público infantil (uno de los principales públicos objetivos para estas fechas). Parece que esta estrategia de marketing resulta eficaz, porque no es la primera vez que la compañía hace un diseño exclusivo para sus botellas.

Nuevo packaging navideño de Font Vella

Coca Cola y su novedoso packaging navideño

La multinacional vuelve a sorprender al mundo, pero esta vez no es a través de los anuncios, sino que por su nueva estrategia de marketing: el rediseño de su packaging. La nueva etiqueta de las botellas de Coca Cola se podrá convertir en un lazo al más puro estilo navideño al tirar de un cordón. El lema, de la campaña (muy acertado) es: “Regala una Coca Cola”.

Con esta estrategia de marketing, la famosa compañía vuelve a corroborar que es una de las grandes “love mark” del mundo, por conectar con el público haciendo uso de técnicas que apelan a los sentimientos y al campo emocional del ser humano.

Uno de los elementos que han llevado al éxito a Coca Cola es su acierto en la elección del diseño de la etiqueta de su packaging: esta nueva campaña de la etiqueta que se convierte en lazo se suma a las antiguas campañas, en las que aparecen nombres propios y apellidos y también nombres genéricos, como “Madre”. En definitiva, la decisión de personalizar las etiquetas de sus envases ha conseguido crear experiencias únicas en los consumidores, y fidelizarlos. Coca-Cola es una de las marcas “love mark” que más apuesta por la creación de un vínculo emocional entre la marca y el público.

El packaging es un elemento fundamental para la construcción de una marca y para lograr que sea considerada una love mark, sobre todo en la época navideña. En Coleman, contamos con los mejores expertos para asesorar a las marcas durante el proceso de diseño y desarrollo de envases para conseguir que los productos de tu marca transmitan de la mejor forma los valores y la identidad de tu empresa para conectar de forma afectiva con los clientes.

¿A qué esperas para convertir tu marca en una love mark estas Navidades?