El producto gancho y el packaging, claves para estimular las ventas

Todos sabemos lo que es un gancho, y, si lo llevamos al mundo del marketing, un producto gancho es aquel que, por sus características concretas o precio, se utiliza como reclamo atractivo para venderse, o incluso para promover la venta de otros productos que son similares o complementarios, pero que no atraen tanto a los compradores.

No hay que confundir al producto gancho con el producto imán, que es aquel que los consumidores necesitan y por los que van a comprar, puesto que el producto gancho no tiene por qué ser necesario, pero atrae a los usuarios al establecimiento por su precio, sus condiciones de venta o el atractivo con el que cuenta.

Existen varios tipos de productos gancho, y, entre otras cosas, destaca la tendencia de centrarse en el packaging para tratar de ofrecerlos al consumidor. ¿Qué tipo de productos gancho podemos encontrar?

Tipos de productos gancho

  • Ofertas puntuales: es muy común que determinados días los establecimientos o las marcas ofrezcan una oferta puntual en la que ofrecen el producto gancho a un precio más bajo para motivar a los consumidores a comprarlo. El negocio no ganará mucho con esta venta, pero sí atraerá a clientes potenciales al establecimiento que pueden regresar más adelante.
  • Productos novedosos o especiales: poder comprar algo antes que nadie cuando no lo hay en otros establecimientos es algo que encanta a los consumidores. Productos gancho como novedades tecnológicas o de cualquier otro tipo funcionan muy bien para aquellos negocios que son los primeros en introducir este tipo de productos.
  • Productos con oferta o regalo: también pueden ser productos gancho aquellos que hay que regalarlos u ofrecerlos a un bajo precio cuando entran en el mercado para conseguir llamar la atención de los consumidores, que, de otra manera, no los conocerían.
  • Para promover la venta de otros productos: como comentábamos anteriormente, también están los productos gancho que se venden en packs con otros productos similares o complementarios que no se venderían de la misma manera en solitario.

El packaging como método para estimular la venta

El packaging o envoltorio de un producto se ha convertido en protagonista en la disposición y venta de todo tipo de productos. Una tendencia que se está dando en los últimos tiempos, es la creación de packagings que están especialmente diseñados para tratar de vender productos nuevos o aquellos que los clientes son más reticentes a comprar en packs. Por ejemplo, si hablamos de un producto como la mermelada, el producto gancho podría ser la mermelada de fresa, y se podría vender en un pack junto con mermelada de naranja y mermelada de tomate, con un precio especial y en un packaging creativo y original que atraiga la mirada de los usuarios.

Esto se puede aplicar a todo tipo de productos, y también se comienza a ver mucho últimamente en el sector del gyn tonic, donde, cada vez más, se ofrecen packs de una ginebra conocida, acompañada de una tónica novedosa y complementos para crear el mejor gyn tonic, todo ello en un packaging con un diseño exquisito que capta la mirada de los consumidores al instante, por ejemplo.

En el mundo en el que vivimos, en el que existe una gran competencia en el mercado, la venta de productos gancho en combinación con el packaging puede ser algo que marque la diferencia y haga destacar a la marca por encima de sus competidores. ¿Qué estrategias de venta para productos gancho utilizas en tu negocio?